Archivo de la categoría: General

Día de Reyes

Estimados Lectores,

Debido a ocupaciones no había podido aportar en el blog desde hace ya algunos años. Regreso en esta fecha significativa de Día de Reyes. Un día cuando los sabios siguieron una estrella y viajaron para encontrarse con una persona que lo es todo: mesías, creador, juez, redentor, intercesor, amigo y más. En suma todos buscamos a diario algo. Puede ser algo tan mundano como las llaves o algo tan existencial como el signifidado de la vida. Como profesionales de la información buscamos también nosotros algo la mayoría de nuestras horas de trabajo: libros, documentos, información. Ayudamos a otros a encontrar lo que buscan: ésa es la razón de nuestra labor. Que todo esto sirva para llegar a la misma meta: encontrarnos a nosotros mismos y a la fuente de todo conocimiento y sabiduría que es Dios. Felíz Día de Reyes.

Plagiar o no plagiar

Karl-Theodor zu Guttenberg, hasta hace poco, ministro de defensa de Alemania, es sin duda el caso más notorio y reciente sobre plagio intelectual. El joven político y aristócrata era una figura importante del partido al cual también pertenece, Angela Merkel, la canciller Alemana. El título de la tesis en cuestión es: Una comparación legal de esfuerzos europeos y americanos para desarrollar constituciones , consta de 475 páginas por la cual se le otorgaron los más altos honores por la Universidad de Bayreuth.

Este caso nos hace más conscientes como alumnos, docentes e investigadores de la importancia de citar las fuentes de información que se usan en trabajos de investigación. Como biblioteca, el asunto nos toca de cerca pues es parte de nuestra función, a decir, el de instruir a los usuarios no sólo sobre sus privilegios en el uso de las fuentes de información sino también en su responsabilidad de citar adecuadamente las mismas.

El tema del plagio intelectual se vuelve cada vez más recurrente a medida que el proceso de búsqueda de información, en sus diferentes formas, se hace más complejo. Cuando se encuentre uno en la disyuntiva de si citar o no citar —o de plagiar o no plagiar—, se recomienda errar por el lado seguro. Es decir, si hay una duda es mejor citar La Comisión de Formación de Usuarios (CDFU) de la biblioteca de la Universidad de Montemorelos, se compromete a incluir en su plan de acción para el año 2011 medidas preventivas para que el plagio intelectual en la UM no tenga cabida.

“Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.” (Mateo 7:24, 25)

Dimensiones babilónicas

El Centro de Digitalización de la biblioteca del estado federado de Bavaria situado en Múnich, Alemania tiene por objetivo digitalizar millones de libros, revistas, fotos, filmes y audio de más de 30,000 bibliotecas, museos y archivos como parte del proyecto de la Biblioteca Digital Alemana. El robot digitalizador ya ha completado 45,000 obras. Se planea un periodo de prueba para el 2011 y sólo accesible por un círculo limitado.

El proyecto de la Biblioteca Digital Alemana promete proteger estrictamente los derechos del autor, algo que Google no siempre está dispuesto a hacer y motivo por el cual no muy pocas bibliotecas se han negado a participar con este gigante de la información –entre otras cosas por el temor a entregar demasiado control en las manos de una sola entidad.

El instituto encargado de los aspectos técnico-computacionales de la BDA trabaja en programas que puedan reconocer los rostros en las películas y que conviertan el dialogo de ellas en texto y que todo documento pueda ser sujeto a búsquedas. El costo para digitalizar un libro del siglo XVI o XVII es de 70 a 140 euros. Se estima que en 10 años se tengan que digitalizar 5 millones y medio de volúmenes cuyo costo ascendería a 165 millones de euros.

Los alemanes ven con celos a sus vecinos franceses quienes disponen de 750 millones de euros por decreto presidencial para digitalizar el legado cultural francés. Las ambiciones son complejas en sus complicaciones legales y técnicas. Pareciera como que cada proyecto pretendiera ser la última y única parada suficiente para obtenerlo todo. Por un lado no es suficiente sólo ser un portal con reliquias del pasado de autores fallecidos por lo menos 70 años. También se anhela ofrecer –sin bien no gratis- opciones para adquirir obras complementarias contemporáneas.

Existe en el ser humano natural un deseo por inmortalizar su legado pasado y transmitirlo a generaciones por venir. En el contexto evolutivo el más apto sobrevive. Mientras el mundo posmoderno se proyecta a una existencia contínua en el cosmos tal y como lo conocemos, construye monumentos babilónicos para preservar y transmitir el conocimiento a las generaciones actuales y venideras. Es un acto de redención propia.

Por otro lado los creyentes en la fe del Dios de Abraham, Isaac y Jacob esperan un universo nuevo y por eso sus intenciones en la preservación de su legado por este mundo tienen una importancia temporal; no basan en esta preservación su redención. El Creador tiene un archivo de cada acción, de cada palabra pronunciada, de cada pensamiento, de cada aspiración. En él no hay temor de que las nuevas tecnologías paradójicamente conviertan a un archivo inoperable o inaccesible. Es un archivo vasto, sumamente asombrador. “…entonces fueron abiertos los libros; fue abierto también otro libro, el libro de la vida” Apocalipsis 20:12